El manejo de las emociones para un liderazgo exitoso.

Un líder reconoce lo difícil que es lograr todas las tareas y responsabilidades que se tienen a diario dentro de una organización, teniendo en cuenta que dé el depende que los equipos de colaboradores logren las metas propuestas y que además se mantengan en bienestar, manteniendo un clima de trabajo beneficioso para todos.

La mejor herramienta que lleva a los líderes al éxito es que deben adelantarse a los problemas, atajándolos antes que se tornen complejos y que además se salga de control.  Es saber qué cosas pueden perjudicar al equipo, y ponerlas en práctica, asi como gestionar de buena manera las emociones que nos pueden sacar del juego, llevándonos al maltrato a los demás, rompiendo relaciones o simplemente la armonía que debe gozar la organización.

Daniel Goleman, psicólogo estadounidense y autor del libro Inteligencia Emocional, establece que la inteligencia emocional es “La capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las emociones”. Por lo que este mismo autor define la emoción como “un sentimiento que afecta los propios pensamientos, los estados psicológicos, los estados biológicos y la voluntad de acción”.  Por lo que sentir rabia, enojo, molestia, alegría, tristeza, desilusión o estrés forman parte de la misma naturaleza humana.

Ahora bien, los líderes exitosos tienen la particularidad de enojarse y con el mismo tiempo accionar, regularizando de manera efectiva la emoción y así controlar sus impulsos, sin atentar o herir con palabras o acciones mal encaradas a nadie.

Un líder de éxito, conoce como manejar y gestionar las emociones, y busca tener cada dia el mayor conocimiento del tema de la inteligencia emocional, logrando las mejores y buenas relaciones personales y así mantenerse en equipo sin perder el enfoque de los objetivos que tienen propuestos.

Las prácticas que realizan los grandes gerentes para mantener un liderazgo exitoso, son las siguientes:

  • Mantener una actividad física: Establecer una rutina de 30 a 60 minutos diarios de ejercicios. Caminar, trotar, montar bicicleta o nadar.
  • Hacer meditaciones conscientes. Mantener una respiración consciente cada 2 horas, es detenerse por uno o dos minutos a respirar, sintiendo como entra y sale el aire a su cuerpo.
  • Leer de 15 a 30 páginas de un libro, evitando interrupciones
  • Realizar una dieta balanceada, dándole prioridad al desayuno y meriendas nutritivas.
  • Respetar las vacaciones y vida social. Un líder toma sus merecidas vacaciones para el disfrute y el descanso, así como hace vida social conversando con personas que no tienen relación con su trabajo, como la reunión con los amigos de la iglesia, del club, vecinos o amigos de toda la vida y familiares.
  • Dormir entre 7 y 9 horas diarias.

El sentirse motivado para mejorar cada día alcanzar las metas es un factor fundamental para desarrollar la inteligencia emocional pues permitirá que logres el éxito, no sólo en el campo laboral y profesional sino en el personal.

Jesús Gragirena

Magister en Ciencias Gerenciales, Licenciado en Administración de Empresas. Ms es Coaching, Inteligencia Emocional y Liderazgo. Ms en Habilidades Blandas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *