Formación en Coaching en tiempos de pandemia.

Por. Mgs. Joel Martínez. Coach

Luego de 100 años la humanidad transita nuevamente por una pandemia, a diferencias de las 13 pandemias más letales de la humanidad (viruela, sarampión, gripe española, peste negra, VIH, peste justiniana, peste bubónica, peste antonina, tifus, cólera, gripe de hong Kong, gripe rusa, gripe A H1N1), antecesoras, validamos que la presentada por el Coronavirus (Covid-19), trae consigo la evaluación a un entorno moderno, dejando al descubierto todo un proceso, ya anunciado de transformación digital, el cual afecta a personas y organizaciones por igual y en la manera de realizar sus actividades cotidianas, actividades que ya no son las mismas, pasando a conformar una nueva normalidad. Teletrabajo (home office), comercio virtual, delivery, e-commerce, clases virtuales, etc, todo con la función objetivo de asegurar el debido distanciamiento social.

He aquí donde surge el reto, como sustituir clases, formaciones de manera presencial, un desafío que sin duda genera una serie de acciones a ser consideradas, pues la comunicación virtual será la protagonista principal para poder emprender. En este caso, las personas que desean alcanzar conocimiento y habilidades como coach, no escapan al enfrentamiento de una formación bajo modalidades a distancias, y que cumplan con la necesidad de obtener las competencias y estándares del ejercicio del coaching, de manera que se ponga de manifiesto la calidad de los conocimientos teóricos-prácticos y la supervisión por medio de los coaches mentores, que permiten dar un feedback al aprendizaje adquirido. Surgiendo una pregunta; “como identificamos los dominios del lenguaje, emoción y corporalidad a través de una tele llamada, tele conferencia, video llamada etc”.

El coach debe realizar algunas valoraciones, debe proveerse de nuevas herramientas tecnológicas, especificas a ser incluidas en su maletín, para ser utilizadas en la sesión de coaching a distancia, principalmente contar con equipos de telecomunicaciones que permitan tener una adecuada señal sin interferencia, o caídas de líneas, que faciliten a no interrumpir la conversación (permitir la escucha, detectar el silencio propio de la sesión), equipos tecnológicos (ordenadores, laptop, tablet, teléfonos inteligentes), con cámara amplia que permita validar la postura corporal (forma de sentarse, inclinaciones, posición de brazos y piernas), el contacto visual, del alumno o coachee involucrado.

El coach en formación en sus prácticas bajo esta modalidad, debe aplicar el lenguaje proxémico, ese lenguaje verbal y no verbal, determinar distancia y crear la debida sincronización para que el coachee / alumno entre en confianza, asegurando un buen desarrollo de la sesión. De igual forma estimular el acoplamiento, el rapport, procurándolo en tiempo real y que el intercambio de información por medios virtuales se produzca de manera fluida y espontánea.

La formación del Coach en tiempos de pandemia involucra una serie de aristas, a las cuales deben hacer frente, los profesionales que desean incursionan en esta disciplina, un coaching virtual alternativo, que conserve la esencia transmitida por largo tiempo de manera presencial, versus la inducción virtual. La nota positiva es que a través de esta modalidad, se facilita el acortamiento de distancias y horarios, pues los participantes (coach mentores/alumno) pueden elegir el momento y hora acordada, según disponibilidad de las agendas, previas citas y fechas de compromiso, la asistencia a las actividades programadas.

La comunicación, la escucha global es primordial, por ello los coaches en formación y coachee, deben generar esa competencia, cuya función objetivo permita desarrollar la interacción en las sesiones virtuales, pues al no estar de manera presencial, el esfuerzo como valor agregado para identificar emociones es doble, vital y deben hacerse de técnicas que les permitan hacer lecturas correctas de dicha comunicación.

Si hay algo que ha sido aleccionador, en esta nueva normalidad, es derrumbar creencias limitantes, referentes a actividades imposibles de realizar, de las cuales se argumenta una serie de justificaciones y excusas que no permiten a las personas emprender distintas áreas de formación. Considero que las circunstancias actuales, han abierto una ventana de oportunidad a nivel tecnológico, que facilita el acceso desde todas partes del mundo, a las plataformas educativas y a dichos programas de formación. En mi caso especialmente la distancia no ha sido un impedimento, sino más bien un reto que asumí, con la mayor actitud, de la mano de Presencia Coaching & Training, con el Aval de la Universidad Tecnológica del Centro UNITEC y la Acreditación Internacional de Global Coaching Federation GCF los cuales me han permitido desarrollar habilidades profesionales, y hacerme de un maletín con herramientas tecnológicas y comunicativas requeridas para el desenvolvimiento de las asignaciones, en todas las fases del programa de formación al cual pertenezco, como Coach Profesional Bienestar y Transformacional.

Agradezco el acompañamiento, la inclusión y el seguimiento, que de manera virtual, han venido desarrollando mis coach mentores, otorgándome la guía necesaria, en el camino y estilo de vida que decidí transitar, pues el coaching es un estilo de vida, de igual forma ratifico mi  compromiso de seguir involucrado en los procesos de actualizaciones correspondientes a mi rol de coach, de la mano de las federaciones acreditadas y apegados a los códigos Deontológicos existente.

joeljmc07@gmail.com @joeljmc

6 comentarios en “Formación en Coaching en tiempos de pandemia.”

  1. Excelente artículo. Es un reto que los coach debemos asumir su queremos avanzar en nuestro crecimiento y sobre todo si queremos acompañar al otro desde donde está para que llegue a donde quiere. Éxito y Bendiciones. Desde el AMOR. . .DLB.

Responder a Jesus Gragirena Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *