La Resurrección de Jesús en mi SER

Hoy he estado reflexionando en este día tan importante en que se celebra “La resurrección de Jesús” y analizando el evangelio más allá del hecho histórico y de la postura de una determinada religión, sino desde la perspectiva del SER, de la introspección y la conexión con ese Dios que es fuente inagotable de amor. Desde que comencé a estudiar coaching, el uso de las preguntas para llegar a una verdad se ha vuelto parte inherente a mi vida, es por esta razón que quise dar respuesta (según mi juicio personal, apoyada en el evangelio) a esta interrogante ¿Cómo vivir la resurrección de Jesús dentro de mi SER?….la cual les comparto con mucho amor y respeto…
• El Grano De Trigo Tiene Que Caer En La Tierra Y MorirJuan 12:24. “De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto.”

Cualquier semilla tiene que “morir” para producir una planta. Se siembra en la tierra, se co¬rrompe; no se ve; parece que se acaba. Así sucede con nuestras vidas, pasamos por etapas dolorosas, puntos de inflexión o situaciones diversas donde se debe dejar el pasado atrás, para lograr renacer, porque hay una maravillosa vida nueva que nace de la semilla muerta.

Marcos 4:26-28 “Decía también: El reino de Dios es como un hombre que echa semilla en la tierra, y se acuesta y se levanta, de noche y de día, y la semilla brota y crece; cómo, él no lo sabe. La tierra produce fruto por sí misma; primero la hoja, luego la espiga, y después el grano maduro en la espiga”.

La muerte del grano de trigo es indispensable. De otro modo, queda solo. Puede ser una semilla bonita, pero queda sola, no produce nada si no muere. Hasta que no nos detengamos y enfrentemos a los sepulcros vacíos de nuestro SER, no entenderemos que el grano de trigo debe morir para dar frutos. 
La resurrección de Jesús nos formula las siguientes preguntas:¿Cuál es ese grano de trigo en tu vida que debe morir para que pueda germinar la espiga?¿Cuál es el propósito de tu vida? ¿Qué es lo que da sentido a tu vida diaria?

• Barred La Levadura vieja:
Primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios 5, 6b-8
¿No sabéis que un poco de levadura fermenta toda la masa? Barred la levadura vieja para ser una masa nueva, ya que sois panes ázimos. Porque ha sido inmolada nuestra víctima pascual: Cristo. Así, pues, celebramos la Pascua, no con levadura vieja (levadura de corrupción y de maldad), sino con los panes ázimos de la sinceridad y la verdad.
¿Qué te detiene a barrer esa levadura vieja, sabiendo que fermenta toda la masa? Visualízate siendo una masa nueva.
Solo el amor puede hacernos ver a Jesús resucitado… ¿Por qué buscas entre los muertos al que está vivo? No está aquí, sino que ha resucitado (Lucas, 24,5-)@karenadrigm

Por, Karen Guzman
Coach Neurolinguistico.  Grupo Empresarial Kaizen
CEO Presencia Coaching & Training, C.A

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *